domingo, 3 de enero de 2010

Sonambulismo infantil


Qué es el Sonambulismo?

El Sonambulismo es un trastorno del sueño que ocurre sobre todo en la infancia y que afecta alrededor del 3% de los niños, aunque entre un 10% y un 15% de las personas han caminado dormidas al menos una vez en su vida.

Este trastorno es más frecuente en la edad escolar y desaparece casi completamente a partir de la pubertad.

Los episodios de sonambulismo ocurren en las tres o cuatro primeras horas del sueño (como en el caso de los "Terrores Nocturnos").

Pueden darse dos tipos de Sonambulismo:

- Incompleto, en el que el niño se incorpora en la cama, se frota los ojos y/o tira varias veces de las sábanas y se vuelve a tender continuando el sueño.

- Completo, en el que el niño sale de la cama, camina por la habitación o por la casa, dormido aunque con los ojos abiertos y realiza actividades como comer, vestirse, etc., de manera automática, pudiendo durar desde varios minutos hasta una hora. El niño puede despertarse, echarse a dormir en otro sitio o volver a la cama. A la mañana siguiente no recuerda nada de lo sucedido.

Qué hacer ante un episodio de Sonambulismo:

Los padres deben conservar la calma. No hay que despertar al niño, no porque sea peligroso como a veces se dice, sino porque el despertarse sólo le producirá confusión. Tampoco hacerle preguntas ni intentar conversar con él.

Lo mejor es reconducirlo a la cama hablándole de forma suave y tranquila: “Vamos, vuelve a la cama…”, y dejarle allí continuar el sueño.

Cómo tratar el Sonambulismo:

El Sonambulismo en la infancia es un trastorno benigno, que no guarda relación con problemas psicológicos o emocionales, y que desaparece espontáneamente a partir de la pubertad en la mayoría de los casos.

No obstante sí es preciso tomar una serie de medidas para prevenir posibles accidentes:

-Instalar alarmas: Se pueden colocar detectores de luz o movimiento que avisen a los padres cuando el niño se levanta de la cama, o campanas en la puerta del dormitorio del niño que suenen si el niño sale de su habitación, etc.

-Retirar objetos peligrosos de la habitación del niño (objetos cortantes, estufas, etc.) para evitar que se haga daño

-Colocar cierres de seguridad en la puerta de la casa y en las ventanas.

-Proteger las escaleras con barandillas de seguridad.

-El niño debe dormir en una cama baja

Desde | Psicologo escolar

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás