lunes, 15 de marzo de 2010

Tatuajes y embarazo


¿Me puedo hacer un tatuaje durante el embarazo?

Como existen varias inquietudes sobre los tatuajes durante el embarazo, le convendrá esperar hasta después del parto. Si desea un tatuaje, tenga en cuenta estos problemas:

Infección

La hepatitis B y el VIH/SIDA son dos de las numerosas enfermedades que pueden transmitirse por agujas sucias. La hepatitis B es una infección grave del hígado. El VIH/SIDA es una enfermedad mortal que evita que el cuerpo combata otras infecciones. Tanto la hepatitis B como el VIH/SIDA pueden transmitirse a través de los fluidos corporales. Eso significa que puede contagiarse esas enfermedades si alguien usa una aguja sucia. También significa que puede transmitir esas enfermedades a su bebé durante el embarazo.

Si decide hacerse un tatuaje:

* El artista en tatuajes debe estar registrado y seguir todas las pautas de seguridad.
* El salón de tatuaje debe tener una máquina, llamada autoclave, para esterilizar los instrumentos de tatuaje.
* El salón debe estar limpio.
* El artista debe usar guantes.
* Los vendajes, tinturas/tintas y agujas deben ser estériles, nuevas y sin abrir.

Avísele al artista en tatuaje que está embarazada. Cerciórese de que podrá comunicarse con él si tiene problemas después de hacerse el tatuaje.

Tinturas cutáneas

No sabemos si las tinturas y tintas del tatuaje afectan al bebé en desarrollo. Los primeros tres meses de embarazo son especialmente importantes. Ese es el momento en que los órganos, huesos, nervios, músculos, y casi todo, se está desarrollando. Hacia el final del primer trimestre, el feto tiene sólo alrededor de 3 pulgadas de largo y pesa aproximadamente 1 onza. (Tiene el peso de cinco monedas de 25 centavos.)

Las cantidades de productos químicos que son pequeñas e inocuas para un adulto pueden tener un impacto más grande en el feto pequeño. Si está pensando en hacerse un tatuaje, espere por lo menos hasta el segundo trimestre.

Tatuajes de espalda y alivio del dolor durante el parto

La epidural es una inyección que se coloca en la parte inferior de la espalda para ayudar a bloquear el dolor del parto. La mayoría de los profesionales médicos aplicarán una epidural a la mujer con un tatuaje en la parte inferior de la espalda. Pero quizás no lo hagan si el tatuaje es reciente y nuevo.

No existe evidencia clara a favor o en contra de dar epidurales cerca de los tatuajes. Si tiene un tatuaje en la espalda, averigüe con anticipación cuál es la norma del hospital sobre las epidurales.

Desde | Nacer Sano

La nota fue extraida del link anterior. Si tienes dudas o sugerencias sobre derecho de autor favor de remitirse a la liga mencionada con anterioridad.

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

1 Comentario:

Sofista Dijo...

Hay que estar enferma para hacerse un tatuaje estando embarazada con el estrés que supondría. Menudo mundo de borregos.

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás