lunes, 2 de febrero de 2009

Calendario del embarazo: Semana 5


El desarrollo de tu bebé

Aunque te acabes de enterar que estás embarazada, ya llevas cinco semanas de embarazo porque se empieza a contar desde tu última menstruación. Tu bebé tiene el tamaño de una semilla de sésamo y parece más bien un renacuajito, pero a pesar de ser tan chiquito tiene un cerebro que está creciendo. En esta quinta semana se forma lo que se conoce como el tubo neural, que más adelante se convertirá en la columna vertebral junto con los nervios y la médula espinal. Es muy importante que tomes ácido fólico porque evita que se produzcan defectos en el tubo neural. Ahora también empiezan a formarse unas capas de células, a partir de las cuales se desarrollarán todos los órganos del bebé.

Hasta ahora, el embrión ha sido una simple masa de células, pero a partir de este momento de tu embarazo comienza a tomar una forma específica. El tubo neural, que posteriormente formará la médula espinal y el cerebro, recorre al embrión de arriba abajo. Un bulto en el centro del embrión se convertirá en el corazón del bebé. En este momento se forma la placenta. Es a través de la placenta y de sus prolongaciones en forma de dedos, llamadas “vellosidades coriónicas”, que el embrión recibe nutrientes de la madre.

Tu cuerpo

En estas primeras semanas de embarazo quizás estés algo asustada ante la perspectiva de ser mamá. Tendrás muchas preguntas e incluso sentimientos contradictorios, pero ya verás cómo, a medida que pasen las semanas, irás sintiéndote mejor.

Aunque todavía no sientas náuseas, es aconsejable que evites el consumo de ciertos alimentos mientras estés embarazada. Las enfermedades contraídas a través de alimentos, como la listeriosis y la toxoplasmosis, pueden causar defectos de nacimiento y hasta un aborto espontáneo. A continuación presentamos una lista de los alimentos que deberás evitar:

- Quesos blandos, como el feta, el de cabra, el brie, el camembert y el roquefort
- Leche y jugos que no estén pasteurizados
- Carnes crudas o poco cocidas, incluyendo los perros calientes y fiambres
- Huevos crudos o comidas con huevos crudos, incluidos la mousse y el tiramisú
- Mariscos crudos
- Paté

La toxoplasmosis también puede contraerse a través de la arena higiénica de los gatos. Por lo tanto, has que otra persona se encargue de hacer la limpieza de la arena higiénica durante su embarazo.

Ahora ocurren muchas cosas en tu cuerpo, aunque nadie pueda darse cuenta. Las hormonas del embarazo ya han entrado en funcionamiento y puede que estés sintiendo náuseas, cansancio y tengas ganas de orinar con más frecuencia. El cansancio mejorará si te tomas las cosas con calma y descansas.

Desde | K.H

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás