lunes, 4 de enero de 2010

Riesgos de la amniocentesis


MundoBebes y Mundomujer roban informacion de mamasybebesblog.blogspot.com <<--...Qué es la amniocentesis?

La amniocentesis es un estudio que se puede hacer durante el embarazo y que permite obtener información sobre el desarrollo de tu bebé, tomando una muestra del líquido amniótico: el fluido que rodea al bebé en el útero. Generalmente, se realiza una "amniocentesis" cuando la mujer se encuentra entre las semanas 15 y 20 del embarazo, para determinar si el bebé tiene anomalías genéticas o cromosómicas, como por ejemplo síndrome de Down.

Cuáles son los riesgos de este procedimiento?

El riesgo de un aborto espontáneo por una amniocentesis se encuentra entre uno por cada 200 y uno por cada 400, dependiendo de la habilidad y experiencia del médico que realice el estudio. También corres un pequeño riesgo de sufrir una infección en el útero durante los días posteriores al procedimiento (menos de un uno por 1.000) y, a veces, esto puede producir un aborto espontáneo.

Para decidir si te vas a realizar esta prueba, necesitas sopesar, por un lado, el deseo de conocer la situación de tu bebé y la decisión que vas a tomar una vez que sepas lo que ocurre y, por el otro, la posibilidad de que el estudio te provoque un aborto espontáneo. Hablar con tu médico o con un ginecólogo especialista en diagnóstico prenatal, puede ayudarte a tomar una decisión ya que conocerás así los riesgos y beneficios de cada opción. Por ejemplo, si estás entre las mujeres que tienen una probabilidad más elevada de tener un bebé con problemas, bien sea por tu edad o por una condición médica o genética, puedes decidir hacerte primero una prueba que no suponga un riesgo de aborto, como la prueba combinada del primer trimestre, que aúna la prueba de la translucencia nucal fetal con un análisis de triple marcador, para obtener más información.

Algunas mujeres optan por hacerse una amniocentesis porque quieren saber si hay algún problema con su bebé, incluso cuando no están seguras de si interrumpirían un embarazo en caso de que el niño tuviera malformaciones congénitas. Otras mujeres que no abortarían bajo ninguna circunstancia prefieren no hacerse una amniocentesis porque han decidido de antemano que tendrán al bebé, venga como venga. Es una decisión muy personal. Hablar de este tema a fondo con tu pareja, así como con tu médico, puede ayudarte a tomar una decisión.

¿Hay alguna forma de reducir los riesgos de la prueba?

Cuantas más veces el especialista haya realizado el procedimiento, menor será el riesgo de sufrir complicaciones. Si decides hacerte una amniocentesis, pídele a tu médico que te envíe a un profesional con gran experiencia, preferentemente uno que realice, al menos, 50 amniocentesis por año.

Si el ginecólogo que realiza la prueba obtiene buenas imágenes durante el procedimiento esto aumentará enormemente las posibilidades de obtener suficiente líquido amniótico en el primer intento, para que no haya que repetir el procedimiento. Cuando se utiliza la guía constante de las imágenes de las ecografías, es muy raro que la aguja que se usa para extraer el fluido le haga daño al bebé.

Desde | Babycenter

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 Comentarios:

 

Mamás y Bebés Blog Copyright © 2011 Hosting para mamás